Cooperación y competencia

Tomando en cuenta el post de “¿Cómo deben abordar el entrenamiento nuestros jugadores?”. Donde se busca una evolución de los entrenamientos, se proponen 3 aspectos: Concentración, motivación y energía, desde una mirada particular,y solo como una opinion yo le agregaria un aspecto más que seria la cooperación.

En este post vamos a dar una mirada de lo que es la cooperación para la Psicología social.  Una posible definición: Cooperación es, cuando los miembros de un grupo colaboran entre sí en pos de una tarea en común, que es la tarea grupal. Para ello deben existir roles diferenciados donde cada uno haga lo suyo, pero una sola tarea en común

Siempre es bueno partir de algunas preguntas para pensarnos como entrenadores: ¿Que nivel de cooperación tiene nuestro equipo en los entrenamientos? ¿Cómo nos paramos nosotros para cooperar con su desarrollo? ¿Que nivel del 1 al 10 tienen nuestros jugadores en cooperación? ¿Y qué nivel tienen de cooperación con nuestras planificaciones? ¿Nuestro equipo es un equipo cooperativo? ¿Qué significa para mí la competencia dentro de mi equipo? ¿Mi equipo de trabajo es cooperativo? ¿En nuestras planificaciones, consideramos que los driles sean cooperativos?

Podemos pensar como es la cooperación en los entrenamientos a través de algunos aspectos que tiene: Capacidad de sustitución, transmisión de energía positiva, capacidad de inducción positiva. Cómo es la actitud hacía los obstáculos y hacia las conductas que facilitan la realización de la meta. Y también vamos abordar este tema desde la contradicción “cooperación-competencia”.  

Digamos que en un equipo hay un objetivo común. Cada entrenamiento busca un objetivo, cada equipo tiene una tarea explícita: Entrenar para mejorar técnica y tácticamente. En otros casos se incluye el conseguir un torneo, o “x” cantidad de victorias en la temporada.  Y la tarea implícita: que suele ser la que más cuesta y complica la otra tarea. Se trata de: funcionar como equipo, generar vínculos entre el equipo, e identificar los roles. Entonces, cuando el equipo se enfrenta entrenamiento tras entrenamiento ante esta tarea es fundamental la cooperación.

¿Cómo podemos reconocer si nuestro equipo tiene cooperacion? Podemos analizar a través de las 3 características que posee.  

  1. La capacidad de sustitución.

Vemos que cuando un jugador de un equipo cooperativo se acerca a la realización de los objetivos grupales, en un entrenamiento o partido produce necesariamente un movimiento también sobre los demás miembros, en consecuencia, los demás jugadores no tienen necesidad de repetir la acción realizada: en un equipo cooperativo hay capacidad sustitutiva de acciones. Por este motivo la división del trabajo es mucho más efectiva en un equipo cooperativo que en uno competitivo. En los equipos competitivos, al no haber esta capacidad sustitutiva, la división de trabajo va a ser mucho más difícil de instaurar. Lo cual lleva a la competencia de quien realiza esa acción.

2.- Generar conexión positiva

Como consecuencia de que cuando un jugador se acerca hacia su meta en un grupo cooperativo, los restantes también lo hacen, estos últimos van a relacionarse positivamente a la acción del primero y van a tender a generar dicha conexión positiva desde la acción hacia la persona que la realizó.  Podemos ir pensando el efecto de estas conexiones positivas sobre los vínculos entre los miembros y, en consecuencia, sobre la cohesión y el mantenimiento grupal. En caso de equipos donde domina la competencia, cuando un jugador se acerca a su meta, otros pueden pensar “Yo tendría que haber hecho eso” “Este juega solo”. Y a partir de estos pensamientos comienza una conexión negativa hacia los compañeros, la cual complica el desarrollo del equipo por lo tanto, genera obstáculos para el juego.

3.- Capacidad de inducción positiva.

Cuando un jugador se dirige hacia su meta, en una situación cooperativa, -y en consecuencia por su propio movimiento van a variar las posiciones de sus compañeros, que van a acercarse también- éstos van a dirigir sus propias fuerzas en la misma dirección que el primero. Este es el primer fenómeno de la inducción positiva. El segundo fenómeno de la inducción positiva es que no sólo se van a generar las fuerzas en la misma dirección sino que también van a surgir nuevos esfuerzos adicionales a los ya existentes, también orientados en esa misma dirección.

¿Qué pasa en situaciones donde el equipo es competitivo?

En las situaciones competitivas, por el contrario, no existe la capacidad sustitutiva; encontramos una conexión negativa (porque, cada vez que A se dirige hacia su meta disminuyen las posibilidades de que B, C, D, X, se muevan, y en consecuencia, disminuye la posibilidad de alcanzarlo), vamos a encontrar también, una inducción negativa, porque B, C, D, X van a orientar sus propias fuerzas en dirección opuesta a la de A, y al mismo tiempo van a crear nuevas fuerzas para colocarlas en dirección contraria.

Para reflexionar: ¿Creo que la cooperación es necesaria?¿Cómo podemos incorporar la cooperación dentro de nuestros driles de entrenamiento?¿Con mi asistente y/o equipo de trabajo cómo puedo trabajar la cooperación?¿Prefiero un equipo cooperativo o competitivo?¿Para qué?

Aca les dejo un video de San Antonio Spurs para ver la cooperación que hay entre los jugadores, los roles claros, y la capacidad de sustitucion a la hora de tomar decisiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s