Gesto Técnico de la Semana 3

Esta semana, tendremos un gesto técnico que cada vez va ganando más fuerza y utilidad. Como todos sabemos, tenemos 3 formas de recibir la pelota (en cuanto a mecánica de pies): en dos tiempos, la cual podríamos decir que se divide en pie interior (pie más cercano al aro utilizado como pie de pivot) y pie exterior (pie más alejado como primer apoyo y pie de pivot); y la recepción en un tiempo donde ambos pies se apoyan al unísono y podemos utilizar cualquiera de los dos como pie de pivot.

La detención en un tiempo al recibir, generalmente fue enseñada para ser utilizada en situaciones donde la defensa no presiona o no corta la línea de pase, ya que su ejecución necesita de cierto espacio y ciertos ángulos, además de la amenaza de perder el equilibrio si el defensor genera algún contacto mientras estamos realizando el gesto.

Hasta aquí nada nuevo.

La necesidad de ganar velocidad en las recepciones y posteriores ataques o lanzamientos, dieron como resultado la utilización de la caída en un tiempo en diferentes situaciones y desde diferentes ángulos. Este gesto, supera ampliamente en velocidad a las detenciones en dos tiempos.

Para poder llevar a cabo esto, en primera instancia se necesita de un trabajo de desmarque importante para poder generar el espacio necesario. Luego, al comenzar el gesto la consigna clave es “estar en el aire, cuando la pelota está en el aire”, esto quiere decir que cuando el pase está viajando por el aire hacia nosotros, debemos utilizar un pequeño salto para poder girar nuestras caderas hacia el objetivo coordinando esto con la toma del balón; de manera de culminar encuadrados hacia dicho objetivo. Es importante que el salto que utilizamos para girar la cadera sea lo menos alto posible, solo lo necesario para poder encarar el objetivo, ya que si se realiza un salto muy alto se extendería el tiempo de ejecución de este fundamento y dejaría de contar con una de sus ventajas.

 

La detención en un tiempo puede ejecutarse desde casi todos los ángulos, incluso en el video vemos una recepción de espalda al objetivo y con el salto y giro de caderas, el jugador logra encuadrarse hacia el aro.

Otra ventaja no menor de esto, es que luego de la recepción, el jugador en ofensiva puede ejecutar una salida con pie cruzado hacia el lado que desee, ya que puede utilizar cualquiera de sus pies como pivot. Esto es importante, sobre todo en la formación de jugadores, ya que la salida cruzada es más segura que la abierta debido a que la primera expone menos el balón a la defensa que la segunda.

Volviendo al desmarque, ahora con la llegada del paso cero, previo a la detención en un tiempo podemos generar un paso que nos separe de la defensa y nos de el espacio necesario para ejecutar este gesto.

Captura de pantalla 2018-03-07 a la(s) 11.38.17Captura de pantalla 2018-03-07 a la(s) 11.38.28Captura de pantalla 2018-03-07 a la(s) 11.38.40

 

Si te gustó el video, visita mi canal de YouTube en el siguiente en enlace: https://goo.gl/grTegH  y suscribite para recibir notificaciones cada vez que haya uno nuevo.

Si te gustó este artículo y la página, y te gustaría ayudarme a mantenerla podes invitarme un café en este link 

Muchas gracias por visitar esta entrada y la página, hasta la próxima!

Marcos Emilio (@CoachMeBasket)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s